miércoles, 13 de mayo de 2015

Sobre la "Resistencia a la Insulina" y otras especias...


















La RESISTENCIA A LA INSULINA, también denominada "Insulinorresistencia", es una alteración de las células a la acción de la Insulina sobre ellas. Básicamente, las células empiezan a resistirse literalmente a la "Insulina", la que actúa como una "llave" que abre las "puertas" de las mismas a las sustancias que estas necesitan, y por ende, en este caso particular no permiten que ingrese la "Glucosa". Este mal funcionamiento sostenido en el tiempo, empieza a generar mayor cantidad de azúcar en el torrente sanguíneo. Esta es el azúcar que no pudo ingresar a las células, y como compensación, aumenta la producción de insulina por parte del páncreas. Este "sistema descontrolado de compensaciones", puede generar en la persona a lo largo de los años una "Diabetes" adquirida denominada "Diabetes Tipo 2", y diferentes enfermedades derivadas de esta patología.


- Causas de la "RESISTENCIA A LA INSULINA":

La RESISTENCIA A LA INSULINA de por sí no tiene causas comprobadas por la medicina, pero tiene factores que predisponen a su aparición (factores de riesgo). Por ejemplo:

- Obesidad (principalmente cuando hay adiposidad localizada en el abdomen, o sea, grasa acumulada en el abdomen).
- Sedentarismo.
- Predisposición genética (parientes directos que padezcan la misma condición).
- "Síndrome de Ovario Poliquístico" (SOP).


- Consecuencias de la "RESISTENCIA A LA INSULINA":

La RESISTENCIA A LA INSULINA tiene consecuencias comprobadas por la medicina y muchos factores de riesgo derivados de ella. Por ejemplo:

- Aumento de peso.
- Aumento de colesterol.
- Aumento de la presión arterial.
- Aumento de riesgo de padecer "Arteriosclerosis" y problemas Cardiovasculares varios.
- Aumento muy elevado del riesgo de padecer "Diabetes Mellitus Tipo 2".
- Aumento muy elevado del riesgo de padecer "Síndrome Metabólico".


- Signos o Síntomas que nos pueden avisar que podemos estar padeciendo "RESISTENCIA A LA INSULINA":

- Aumento de la grasa abdominal.
- Hambre después de comer (esto, generalmente sucede en casos de "Insulinorresistencia" sostenida en el tiempo, cuando la persona ya está en las puertas o cursando una "Pre-Diabetes").
- Sensación anormal de malestar o descompensación al no ingerir alimentos por un período mayor del normal (Por ejemplo, el pasarse 1 o 2 horas del almuerzo y sentir mareos, sudoración, más allá de la sensación normal por la no ingesta de comida).
- Cambio leve en el color de la piel.
- Engrosamiento de la piel (esto, generalmente sucede en casos de "Insulinorresistencia" sostenida en el tiempo, cuando la persona ya está en las puertas o cursando una "Pre-Diabetes").
- Aparición repentina de "Petequias" (lunares rojos).
- Estrías.
- Acné (y otros problemas dermatológicos como la "Dermatitis Seborreica").
- Aparición repentina de "Verruguitas". Sobre todo, en los antebrazos y en el cuello.
- "Acantosis Nigricans".
- Hirsutismo (exceso de vello).
- Alteración de los ciclos menstruales en las mujeres.
- Aparición repentina de adiposidad (grasa) en zonas inusuales del cuerpo, como debajo de los brazos o en la espalda (esto, generalmente sucede en casos de "Insulinorresistencia" sostenida en el tiempo, cuando la persona ya está en las puertas o cursando una "Pre-Diabetes").

* Ten en cuenta que, la "RESISTENCIA A LA INSULINA" generalmente no da síntomas hasta que se llega al aumento de azúcar ("Pre-Diabetes"). Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas, debes consultar con tu Médico.


- "RESISTENCIA A LA INSULINA" Y "DIABETES MELLITUS":

- La "RESISTENCIA A LA INSULINA" es la antesala a una "Diabetes Mellitus Tipo 2" (Diabetes Adquirida), sin embargo, esta última puede prevenirse con un correcto control metabólico. Esto, se logra solamente con estas 2 combinaciones: Alimentación Sana y Ejercicio.

- En casos de "Insulinorresistencia avanzada", en donde la "Pre-Diabetes" es un hecho, generalmente la dieta estipulada por un Médico Nutricionista y el ejercicio estipulado por un Médico Clínico podrían estar acompañados de medicación. Por ejemplo, la "Metfomina" es el medicamento más común en la batalla para revertir la "Pre-Diabetes". Esta medicación, es prescripta una vez que se diagnostica la enfermedad, y esto, generalmente es realizado por un "Diabetólogo" (Médico Endocrinólogo con Especialidad en "Diabetes").

IMPORTANTE: Cada caso es diferente y solamente el Especialista puede determinar el tratamiento adecuado. Bajo ninguna circunstancia, la dosis y la toma de "Metformina" pueden ser decisión del paciente. La "Metformina", es un medicamento que solo puede ser administrado bajo criterio médico, ya que la toma de dosis no permitidas o en casos en donde no corresponde su uso (personas sanas), puede derivar en graves consecuencias como la "Insuficiencia Renal". SIEMPRE y ante cualquier duda, se debe consultar con un Médico.






GLOSARIO:

- INSULINA: Es una "Hormona" producida por el Páncreas.

- GLUCOSA: Es una forma de "Azúcar" que se adquiere de los alimentos, sobre todo de las frutas y de la miel. El organismo, también la puede obtener de los azúcares refinados como el azúcar industrializada y los almidones. Su absorción adecuada en las células, está determinada por la "Insulina". La "Glucosa", es una de las fuentes principales de energía para las células.

- PRE-DIABETES: Es un paso previo a la "Diabetes" y si se trata a tiempo, puede ser reversible. Las cantidades de "Azúcar" en sangre, son menores a las de la "Diabetes". La "Pre-Diabetes" solo se da en los casos que pueden llevar a una "Diabetes Tipo 2", no en la "Diabetes Tipo 1".

- DIABETES: Es una patología crónica (enfermedad de por vida), por la cual el cuerpo no puede regular la "Glucosa" en sangre. Hay 2 tipos principales: La "Diabetes Tipo 1" (de nacimiento) y la "Diabetes Tipo 2" (adquirida). Luego, existe un tercer tipo como es la "Diabetes Gestacional", que es la que se da en algunas mujeres durante el embarazo y que suele desaparecer luego del parto.

- ARTERIOSCLEROSIS: Es una patología (enfermedad). Es el endurecimiento de las paredes de las arterias que produce un "estrechamiento" en su interior, lo que puede llevar al "taponamiento" de las mismas. Generalmente, es la "Hipertensión" a lo largo del tiempo la causa más común, pero también hay otros factores predisponentes como el cigarrillo.

- METFORMINA: Es un medicamento para pacientes con "Pre-Diabetes" y "Diabetes", que ayuda a la eliminación de la "Glucosa" por parte del organismo reduciendo así su cantidad en sangre, además, incrementa la respuesta del cuerpo a la "Insulina". Este medicamento, es solamente para pacientes con "Diabetes Tipo 2".

- ACANTOSIS NIGRICANS: Es un trastorno cutáneo (de la piel) de curso lento, que aparece como una hiperpigmentación (elevación del color) aterciopelada en las "zonas de pliegue" del cuerpo como el cuello, las axilas, los codos, las rodillas y la ingle. La "Acantosis Nigricans" de por si no es peligrosa, pero es un indicador de algún problema subyacente. En la mayoría de los casos, es consecuencia de alguna patología benigna (Diabetes, Resistencia a la Insulina, etc.), pero en casos raros puede aparece por condiciones que revisten mayor gravedad (generalmente cuando es de aparición repentina). Siempre, ante la aparición de este signo en su piel, consulte a un médico.



. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .



MI CASO


Transcurría el año 2009 y luego de una tragedia familiar acontecida el año anterior, comencé percibir que "quizá" el color de mi piel ya no era exactamente el mismo. Siempre fui extremadamente pálida, con tendencia a una tez "rosada" en las zonas de color (mejillas) y poco afecta a tomar sol. No sabía qué era, pero era una "sensación", una percepción personal cuando me miraba en el espejo y que era tan sutil que no sabía si era real o no, por ende decidí dejarlo ahí. Con el correr de los meses noté que había subido un poco de peso, pero dado el stress vivido y las consecuencias derivadas de la "tragedia", la pérdida de un ser querido que todavía seguía "suspendido" en el ambiente familiar, no me sorprendí. Lo que sí debo dejar en claro y ser honesta, es que me llamó la atención de que el aumento de peso se centrara en la parte abdominal, cuando yo nunca había tenido grasa en esa zona de mi cuerpo, más allá de mi peso corporal o cualquier aumento que una mujer pueda tener durante el transcurso de los años, sobre todo en los cambios hormonales. Como acababa de traspasar las puertas de la tercer década de vida, pensé que quizá ya no estaba "metabolizando" las grasas de la misma manera, y más teniendo en cuenta que nunca en esos 30 años había hecho ejercicio... otra cosa a la que nunca fui afecta, porque me causaba más stress que "endorfinismo". También cabe aclarar, que de mi lado materno tendemos al sobrepeso y del paterno al bajo peso, pero como "salí a mamá" en todo lo bueno, bueno... ya podrán entender mi falta de asombro. Finalmente, parecía que en lo malo,... también. No puedo decir que mi cuerpo siempre haya sido armonioso, pero lo que estuviera "de más" hasta ese momento había estado en el lugar "estratégicamente correcto y otorgado por Dios", en donde cuenta para las mujeres. Sep, Dios siempre había sido generoso en 2 zonas fundamentales, las que van del "Esternón" a la parte superior del "Abdomen" y en la zona posterior con "Coordenadas Sur"... pero eso ya parecía ser historia, porque ahora algo estaba "creciendo" también y amenazaba con querer "copar" todo lo que estaba en el medio. El tiempo siguió transcurriendo, y a mediados del año 2010 pasa algo inesperado: En un período de 2 meses, tengo un aumento aproximado de 20 kilos... que por supuesto, deja una estela de estrías a su paso... y esto no es todo. 2 semanas después de empezar a "trabajar" para bajar de peso, comienzo a caer en cuenta que "algo más" no estaba bien. Vuelvo a tener esa "sensación", pero más patente, esa percepción personal de que algo en mi cara y en la piel, no estaban bien. Siento que la tez de mi piel pasó de verse pálida con "tendencia a tonalidades rosadas" a una tonalidad (casi imperceptible)... marrón y que la palidez ya no era la misma, sino más pronunciada. Además, tenía la sensación de que mis "ojeras naturales" (siempre las tuve acentuadas) eran aún más profundas, más grandes y más... marrones (?). Realmente, no comprendía nada... y esto ya no me gustaba. Por supuesto, lo primero que hago es transmitir mi "sensación" a mi hermana (quién mejor que ella para decir si yo había dejado de "parecerme a mi"), preguntándole si veía lo mismo que yo, a lo que inmediatamente me responde que "nada que ver". Pero acá debo hacer un punto para aclarar una cosa: La pérdida de este ser querido, trajo consigo el tener que hacerme cargo de la contención familiar, sin contar que su "partida" había sido por una "Diabetes" no diagnosticada y por un pico de stress. Cuando veo mis propios cambios corporales,... siento que el destino es un poco cruel y me gana el cansancio. Esto, sumado a las responsabilidades del momento y de los últimos 2 años, hacen que me tome unos días para ver cuando voy al médico. Pasa aproximadamente un mes y un día noto que tengo un cansancio extremo, casi fulminante. Veo que esto se extiende alrededor de una semana y merma. Debo admitir, que a esa altura ya estaba temiendo de que me fueran a dar la noticia "tenés Diabetes" y me volvió a ganar el cansancio. A las 2 semanas, comienzo a tener problemas gastrointestinales, cosa que nunca en mi vida había tenido y que sumaban más stress a mi cabeza (verán, la palabra "Diabetes" no era la única que había pasado por mi cabeza). Cuando decido no postergar más la ida al médico, caigo en cama por 25 días con 39° de fiebre, por lo que aparentemente era una "Amigdalitis Aguda". Ahí, admito que me ganó el miedo, porque esto ya tenía literalmente "otro color". Me repongo y debo poner mi vida en orden luego de esos 25 días. Llega "Navidad", llega "Fin de Año,... y llega Enero.... Nunca me voy a olvidar de ese día de Enero...



6 de Enero de 2011: Me despierto a la mañana... Y mejor lo dejamos ahí, porque esta es otra historia, pero en resumen lo que sucedió me causó un stress que quizá me haya quitado años de vida. La realidad es que al día de hoy, cuento con una "Pre-Diabetes" y lo que sucedió en términos de síntomas desde ese día hasta finales de Septiembre es lo siguiente:

- Mucha hambre a los pocos minutos después de terminar de comer. (*)
- Hipertensión. (**)
- Caída profusa de cabello. (**)
- Arañitas en la piel. (**)
- Más petequias.
- Engrosamiento de la piel de los nudillos de las manos. (*)
- Piel de las manos y de los pies más seca. (*)
- Engrosamiento de la piel de los talones (síntoma con comienzo previo, denotando que ya había un proceso en el organismo).
- Uñas más gruesas y amarillas o blancuzcas (dependiendo de los cambios hormonales). (*)
- Manos y pies "más grandes" (esto, se debe al crecimiento de la piel, síntoma común en la "Pre-Diabetes" y "Diabetes" con la suma de una "Resistencia a la Insulina"). (*)
- Venas "muy azules" (síntoma de mi caso personal, pero no típico de la condición). (**)
- "Dermatitis Seborreica" facial sin enrojecimiento. (**)
- Sangrado de Encías frecuente. (*)

*  Síntomas de aparición esporádica.
** Síntomas que continúan hasta el día de hoy.


- SOBRE LOS BENEFICIOS DE LA "ACTIVIDAD FÍSICA":

- Si bien durante el presente texto se ha recalcado que la base de una potencial "sanación" sobre esta condición es la "Alimentación Sana" y el "Ejercicio", puedo dar testimonio que esto último es la base de todo. Personalmente, puedo decir que basar este proceso de revertir una "Pre-Diabetes" o una "Resistencia a la Insulina" con un cambio de alimentación solamente, no es posible. Doy fe que: Al 3° día de empezar mis caminatas diarias de 1 hora, comencé a ver los cambios en el color de mis venas, de mi piel y en la adiposidad que se había alojado en zonas de mi cuerpo en donde nunca estuvieron. Con el correr de las semanas, mi piel volvió a tener su color y textura normal, mejor que la que tenían antes de este cambio. También, hubo un notable cambio en el tamaño de las manos, antes de cualquier descenso del peso corporal. Por eso, es importante dejar en claro que este proceso, solo surtirá efecto con la combinación de "Cambio de Alimentación" y "Actividad Física". También, se debe aclarar que cualquier ejercicio que se comience, debe estar estipulado por el médico, ya que un paciente con el azúcar elevado no puede hacer actividad de gran impacto. Por eso y como se recomendó desde el inicio del texto: SIEMPRE y ante cualquier duda, consulte con su médico.


- Sobre el Descenso de Peso: Se ha de tener en cuenta, que el cuerpo está en un proceso de cambio hacia un estado saludable. Recuerde, que uno de los desequilibrios del organismo en la "RESISTENCIA A LA INSULINA" es el de retener y producir adiposidad, así que es de esperar que cualquier perdida de peso suceda a un ritmo menor que el que tendría un cuerpo con un metabolismo sano. Personalmente, puedo dar testimonio que a pesar de la dieta y el ejercicio diario, lo que lograba bajar en un período de 2 meses, lo hubiese hecho antes en menos de 1. Esto, es algo a considerar para nunca bajar los brazos, ya que es algo lógico y esperable. Todo sacrificio tiene su recompensa, y en este caso, una que no tiene precio: SU SALUD.




NOTA: EL PRESENTE ESCRITO ES UN RESUMEN DETALLADO Y REDACTADO POR MI (LA CREADORA Y ADMINISTRADORA DEL BLOG) PARA LA COMPRENSIÓN SIMPLE SOBRE LA "RESISTENCIA A LA INSULINA". EN EL MISMO ESTÁ PLASMADA (DE FORMA CONCENTRADA) TODA LA INFORMACIÓN PERSONAL QUE HE RECOPILADO EN LOS ÚLTIMOS 4 AÑOS, ADEMÁS DE MI PROPIA EXPERIENCIA, PERO HA DE QUEDAR EN CLARO QUE BAJO NINGUNA CIRCUNSTANCIA EL PRESENTE TEXTO PUEDE REEMPLAZAR O SUSTITUIR EL CRITERIO MÉDICO. SIEMPRE Y BAJO LA PRESENCIA DE CUALQUIERA DE ESTOS SÍNTOMAS SE DEBE CONSULTAR CON UN DOCTOR. ESTE POST, ES PARA DECIRTE QUE NO ESTÁS SOLO/A.






Soy "argentamlf" y navego por la Red experimentando con diferentes Plataformas, con Servicios Gratuitos de alta popularidad. También, me expreso exponiendo mi humilde "Arte Digital"... Amén...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada